Llevamos juntos.

jueves, noviembre 09, 2006

Renacer.

Un arco iris en un día sin lluvia, en un cielo despejado, eso es Laura para mi. Esta foto la tomé el día de mi despedida en el aeropuerto de Ezeiza en Bs. As. Contemplarlo era todo un milagro, porque es una de esas cosas que pasan una vez en la vida, por lo improbable. Días antes había leido en la revista Muy Interesante acerca del fenómeno en cuestión. Es un fenómeno muy raro, poco frecuente, así que verlo era sentirse privilegiado. Una buena manera de decir adios a la ciudad, y un presagio precioso y extremadamente bueno. Recuerdo el momento, con su madre, esperando fuera al colectivo que llevaría a su mamá de vuelta a casa. Los tres mirando al cielo, y yo, en plan pedante, contándoles lo que estaban viendo, como si no lo vieran ya, jeje. En ese momento, por un rato, la tristeza quedó de lado, y la esperanza me inundó. La seguridad reinó en mi corazón durante el tiempo que pude verlo, la certeza de que viviríamos muchos más momentos como ese, de que estaríamos juntos, para siempre.

Ahora escribo esto, la he engañado diciéndole que no escribiría. Mientras yo lo hago, ella también lo hace. Hace apenas 20 minutos he comprado otro billete de avión, solo que esta vez el origen es el inverso. Ella vendrá, en 91 días a partir de hoy, 3 meses exactos, bueno, menos un día. A partir de esa fecha viviremos nuestras vidas juntos, y sé que será así hasta el día que me muera. Las historias de amor a veces parecen increibles, las vemos en las películas y pensamos que eso no puede pasar en la vida real. Yo os puedo dar testimonio de que si sucede, de que a veces pasa. De que se puede encontrar a esa persona que nació para nosotros, aunque séa tan lejos. Vosotros habeís sido testigos, y continuareís siéndolo, de todo lo que nos suceda. Mi deséo es continuar con el blog, porque es un reflejo de nosotros mismos. Quiero contar, mejor dicho, quiero que contemos, los eventos más importantes, quiero compartirlo con vosotros. Tendreís mucho que leer, algunas cosas os aburrirán, otras os engancharán (siempre y cuando escribamos bien, claro), leereís nuestros problemas diarios, nuestras dificultades, que las habrá, las alegrías, la felicidad y la pena.

Podríamos decir que hay un nuevo comienzo, que los tres meses que faltan no serán más que un transcurrir del tiempo, pero durante el cual continuaremos con nuestras vidas como eran hasta ahora, solo esperando ese momento en el que todo cambie por completo. Mi vida se verá revolucionada el día 9 de Febrero (ese es el día que ella llega), a partir de ese momento habrá tantos cambios que no se si podré escribir sobre todos. Me quedan tres meses de "soltería", tres meses para difrutar la triste existencia que tenía hasta ahora. Digo disfrutar, porque ahora soy feliz, y en este tiempo aprovecharé para ponerme a bien conmigo mismo por completo, así que cuando ella venga todo esté perfecto.

Pero aún faltan algunos flecos para poder decir que el viaje está completo. Pero son solo cosas pequeñas, aunque hay que hacerlas. Yo tengo que ir a un notario, a que me haga una carta de invitación para ella, por si se la piden al entrar en España. Ella tendrá que hacerse el pasaporte, irá mañana. Pero con esas dos cosas, todo estará listo. Yo lo estoy, desde que nací, mi habitación no lo está, pero tengo 3 meses para arreglarla ;-) y sereís testigos de eso también.

Besos, abrazos, gracias por compartir con nosotros nuestra felicidad. Espero que sigaís ahi, y podaís seguir viviendo nuestras vidas con lo que escribimos.

Lau, mi tonti, mi esposa, que te puedo decir, bueno, debo pedirte perdón por mentirte, porque mientras yo escribo esto, tu escribes un post sobre la compra del billete. Te mentí, te dije que no escribiría nada, que lo hicieras tu, pero ya sabía que lo iba a hacer. Es una sorpresa mi tonti querida, amada, preciosa. TE AMO, ahora y siempre.

1 comentario:

A k e l a dijo...

Yo más y punto.
Y seguido xD