Llevamos juntos.

miércoles, noviembre 15, 2006

Maldito Tiempo.

A medida que el tiempo pasa, mis ánimos van decayendo. No debería ser así, además solo ha pasado algo más de una semana desde la última vez que pude verla, abrazarla. Pero pensar en esos momentos me llena de tristeza, al no poder estar del mismo modo ahora. Conocerla ha sido un milagro, una bendición, separarme de ella un castigo. Sé que es temporal, y que el fin es maravilloso, que dentro de poco nos abrazaremos todos los días, durante toda mi vida, pero la espera me mata. Imaginaos que os dejan probar la golosina más dulce de la tierra, la más sabrosa y tierna, y que de repente os la quitan, pues esa es un poco más o menos la sensación que tengo.

Es evidente que no puedo dejar que se me amargue este dulce, y que si me pongo demasiado triste eso puede afectar no solo a nuestra relación sinó a su estado de ánimo. Sé que tengo que estar fuerte, para que ambos lo estemos, pero tampoco puedo mentir. Su ausencia me duele profundamente.

También imagino que es una cuestión de tiempo el acostumbrarse a estar sin ella durante este tiempo, pero es más difícil sabiendo que en menos de 3 meses vendrá. Suelo ser muy paciente, aunque no con todo, y eso es lo que seré, o por lo menos intentaré serlo.

Claro que esta semana está siendo dura para mi, por los cambios que comenté todos estos días, por la incertidumbre de lo que pasará con mi vida, no en relación a ella, eso ya se como será, pero si con el resto. Mi trabajo, mi casa, mi economía, todo cambia y no saber como estaré me llena de miedos. Ella me dijo que no le importa pasar hambre con tal de estar a mi lado, pero yo no quiero que eso suceda, sé que no todo puede ser perfecto, pero yo pienso intentarlo. Así que desde el domingo vivo en un océano de dudas y de momento no salgo de él. Tampoco es que me encuentre mal, sigo sintiéndome feliz, solo estoy preocupado. No dejaré que esas preocupaciones me superen ni se conviertan en lo principal. He tenido la ayuda de mi madre estos días, y por supuesto la de mi amor, y la verdad es que me ha hecho mucho bien. Claro que a pesar de que ellas digan que todo irá bien, a veces es dificil no pensar lo contrario, sobre todo para alguien que lleva toda su vida viendo unicamente el lado negativo, aunque ya no séa así, algo siempre queda.

En cuanto a mi madre, retomandola, esta semana me dijo que, viendo las fotos, le parecía, aparte de muy guapa, que era buena. Mi madre es muy buena fisionomista, es de esa clase de personas que son capaces de reconocer la bondad o falta de ella de alguien solo con mirarle la cara. Tampoco es que séa infalible, pero suele acertar y yo me suelo fíar de ella. En este caso no es necesario que me fíe, porque yo ya se que Ake es la persona más linda que conozco (en todos los sentidos), pero está bien que mi madre lo piense, una preocupación menos. La verdad es que tengo muchas ganas de que se conozcan, creo que a ambas les va a gustar hacerlo. Y yendo más allá, realmente tengo unas ganas terribles de que conozca a toda mi familia, a mi antigua ciudad, mi antigua vida y mis amigos, aunque tampoco son muchos, con una tarde le llegaría para conocerlos a todos ;-)

Y es que mi vida ha atravesado muchas fases distintas. Desde hace unos años, dos para ser exactos, no tengo rumbo fijo. Hasta hace dos años jamás había pisado un avión, en estos dos he viajado mucho más que la inmensa mayoría de la gente. He conocido otros paises, otras culturas, otras gentes, me he enriquecido mucho. Da la impresión a veces de que estos dos años han sido una preparación para esto, como un aprendizaje para mi futura vida en común con ella. Antes de eso, he vivido en un piso compartido hace mucho tiempo, durante 5 años, y en ese tiempo aprendí a convivir, a soportar a los demás por imperfectos que séan, y a hacerme soportar, que también soy imperfecto. Mi enfermedad, mi recuperación, lo que he vivido, el foro, todo parece llevarme a este punto, los astros se alinéan en una dirección concreta. Así que, a pesar de las dificultades, de los problemas, la tristeza, los agobios, a pesar de todo, sé que todo irá bien. En tres meses tendré una nueva vida, mejor, más feliz y alegre, una vida en la que jamás volveré a estar y sentirme solo. Por fin tendré la vida que siempre desee, con la persona que he elegido a mi lado.

Sé que puede sonar arrogante decir que yo la he elegido a ella, pero es que esa frase tiene un sentido. Hasta ahora nunca había elegido, solo me había limitado a dejarme llevar, movido a veces por mi soledad, otras por otros motivos, sin elegir realmente. Por primera vez en mi vida, yo decido que quiero estar con una persona, yo la elijo a ella, y ella me elije a mi. Así será hasta que me muera, porque cuando decido algo lo llevo siempre a cabo, soy muy testarudo para algunas cosas.

Lau, mi Lau, mi esposa, mi amada, mi cariño, eres todo cuanto quiero en la vida. Sin ti mi vida es vacía y sin sentido. No hay nada en este mundo que me consuele excepto tu, con tus palabras, tus caricias y besos, con un abrazo de esos eternos que nos damos. Dentro de muy poco, a pesar de la tristeza que podamos sentir estos días, repetiremos el abrazo que nos dimos la primera vez, aunque tengo la impresión de que este será más largo, más grande y más hermoso. Desde ese momento no nos separaremos nunca más. TE AMO.

1 comentario:

A k e l a dijo...

Soy de chocolate, me derrito en Buenos Aires! Y no tengo tus brazos para afirmarme. Es feo derretirse a la distancia!
Te amo mi vida.
Paciencia, es lo unico que puedo pedir para ambos.