Llevamos juntos.

lunes, octubre 09, 2006

Durmiendo.

Mientras dormimos el mundo sigue girando. Hasta hoy no me daba cuenta realmente de ello, lo sabía, pero no lo percibía de una manera clara. Hoy si lo he percibido, me he dado cuenta de que mientras mi consciencia está evadida y no me entero de nada, las personas continúan con sus vidas.

Esta noche algo ha sucedido, algo que me afecta personalmente, pero a pesar de ello, siento como si no hubiese sucedido nada, simplemente por no haber asistido. Me resulta extraño saber ahora que mientras yo dormía, alguien estaba pasando por un momento duro. Que mientras mi mente divagaba en sueños, la persona más importante del mundo para mi se debatía entre el enfado y la cordura, sin que yo pudiese hacer nada para aliviarla. No se si hubiese sido mejor que yo estuviese allí, que pudiese hablar con ella, quizás hubiese sido peor, quizás la hubiese calmado, no lo se, pero me aterra pensar que todo sucedió sin yo darme vuenta. Cuando colgué el teléfono a la madrugada, yo me sentía tranquilo, para mi nada sucedía y sin embargo no era así.

Todos tenemos momentos tontos, yo los tengo, yo he pensado tonterías y lo hemos hablado ambos, y todo se ha solucionado. Todos nos levantamos un día enfadados con el mundo, quizás por un dolor de cabeza, quizás simplemente porque el tiempo nos influye, o incluso la luna, o (y espero que entendaís lo que voy a decir) las hormonas femeninas os cambian el ánimo, suena machista, pero es la verdad. Es lícito que eso suceda, todos tenemos derecho a equivocarnos, y yo me equivoco mucho, la verdad. Lo importante es saber perdonar, ella me perdonó a mi, yo la perdono a ella, aunque en realidad no me he enterado mucho de lo que ha pasado, así que siento como que no tengo nada que perdonar.

Qué es lo que ha sucedido, no se si Ake quiere realmente que hable de ello, pero yo si quiero. Me desperté con el sonido de mi móvil a las 4 de la mañana. Totalmente dormido respondí a su llamada y ella atendió el teléfono. Me dijo que estaba en casa de sus amigos y que si podía charlar con ellos. La verdad es que estaba totalmente dormido y no recuerdo casi ni lo que dije. Pero si se que dije que prefería no hacerlo, porque estaba totalmente dormido y nada coherente saldría de mi boca. Dentro de la poca lucidez que tenía, pensé que prefería que sus amigos me conociesen de otra manera, además, soy muy vergonzoso, y así era peor incluso. Ella me dijo que no pasaba nada y que siguiera durmiendo. Eso hice, me acosté pensando que todo estaba bien. De ahi el título del post. Para mi fue como si nada hubiera pasado y no fui consciente de nada. No sentí su enfado, ni supe que estaba enojada, ni pude charlar con ella, ni conocerla en ese estado. Es mas, siento que el que ha fallado he sido yo, por mi verguenza a charlar con sus amigos, ya que no escuché su parte irracional.

Esto es parte de la vida, de la relación, como ella misma dijo en su post, la tormenta a veces pasa por encima de nuestras cabezas. Será así siempre, la vida no es siempre linda. Yo mismo puedo tener un día malo en el trabajo, o levantarme terrible, con dolor de cabeza, y ser irracional y enfadarme por nada. La diferencia es que dos personas que se aman, luchan por su amor, y esos días pasan sin mas, los enfados se van y el perdón queda. En nuestra relación será así, existiran los nubarrones, los enfados, las discusiones, pero estas solo serán una parte más de nuestras vidas, una pequeña parte, que creo a veces incluso afianzará más nuestro amor. Las discusiones son necesarias, nos hacen ver los defectos de cada uno, nos hacen reconocerlos y amarlos al darnos cuenta de la pequeñez de ellos. Hay dos formas de afrontarlo, indiferencia o comprensión, en nuestro caso será la comprensión la que impere. Así que, cuando algo nos suceda, después del enfado vendrá la comprensión, el perdon y la reconciliación (suele ser muy linda, y sobre todo muy ejem, bueno, ya sabeís de que hablo).

En fin, de lo que ha sucedido esta noche no me he enterado mucho, pero si de la charla que tuvimos a la mañana, porque despues de leer su space y el blog, evidentemente estaba preocupado. Así que la llamé, para ver si todo estaba bien. Puedo decir que así es, que en estos momentos ella duerme tranquila, feliz. Y yo estoy aqui, en mi trabajo, pensando en ella y en lo mucho que la amo. Todo irá bien, y sus miedos desaparecerán en el momento en que nos abrazemos.

Ake, te amo, por todo lo que eres, por todo lo que me haces sentir, lo inmensamente feliz que me haces, la vida que me has devuelto, la ilusión y la esperanza que inyectas en mi. Quedan 19 días para poder verte por fin. Estoy enamorado de ti, y lo estaré siempre. Eres todo lo que siempre soñé, todo lo que necesito en esta vida para ser feliz. Gracias por estar ahi para mi, por existir, por ser como eres, con tus defectos y tus virtudes, así te amo, así amo a Laura.

2 comentarios:

Felipe dijo...

Hola There, hoy estuve conversando con Lau y Nata y les dije que; "yo creo que There es Acuariano como yo". Porque tu te expresas muy parecido a mi y hasta en lo timidos que somos. Aqui en Texas, UU.EE. hay una hormiga que no hay ni que molestarla para que se enfuresca y te pique. La llamamos Fire Ant (hormiga de fuego) porque la picada arde como el fuego. ¿No le ves el parecido a alguien que conocemos? ¿Sabes? Creo que ahora la hice, me va regañar y decirme dos o tres cosas. Bueno, mejor me voy y que Dios los bendiga a ambos.

Theremon dijo...

Gracias por tu comentario Felipe, y si, soy Acuario.

Y bueno, seguro que alguien que conocemos no se enfada tanto. Abrazos y saludos.